Consejos comunidades de vecinos II. Falsas alarmas

Uno de los mayores problemas que tienen los sistemas de detección de incendios son las falsas alarmas. El motivo es que cuando una central no para de pitar y, sobre todo, cuando las sirenas suenan sin ningún motivo suceden 2 cosas:

  • El sistema pierde credibilidad (si se avisa de que viene el lobo muchas veces, el día que venga nadie se lo va a creer)
  • Acaba apagándose el sistema para que no nos moleste.

Hay que decir en favor de los fabricantes de sistemas de detección y de las empresas instaladoras que el 99% de las falsas alarmas son debidas a la intervención humana. Alguien le hadado a un pulsador de alarma y, por lo tanto, el sistema cumple su misión y suena.

Muchas veces es accidental, como los pulsadores se sitúan cerca de las salidas por normativa la gente los confunde con pulsadores de la luz, lo que a oscuras es posible que ocurra. En otras ocasiones la pulsación se produce a propósito con el único objetivo de hacer una gamberrada.

En el primer caso la solución es fácil, dotar a los pulsadores de una tapa de protección de manera que se tengan que realizar 2 acciones, levantar la tapa y pulsar. Con esto nos evitaríamos la mayoría de las pulsaciones accidentales. Desde luego que si se hace para molestar no hay tapa que valga.

Solamente el 1% de las falsas alarmas corresponde a detectores en mal estado. Los detectores tienen una vida media útil de 10 años aunque como aparatos electrónicos que son no están libres de poder romperse.

La manera de actuar es la siguiente:alarma

  • Suenan las sirenas.
  • Si podemos iremos a comprobar si se trata de un fuego real o falsa alarma.
  • En caso de falsa alarma silenciaremos las sirenas. Muchas centrales llevan una clave o una llave para activar el teclado. Esto se debe a que se debe garantizar que no se pulsan los botones de la central accidentalmente y que nadie desconecta zonas de las mismas. Para silenciar las sirenas desbloquearemos la central.
  • Comprobaremos que elemento ha causado la falsa alarma. Casi todos los elementos (detectores y pulsadores)  llevan un led de color rojo que cuando se queda encendido fijo significa que están en estado de alarma.
  • Si es un pulsador, rearmaremos el pulsador. Generalmente debemos disponer de una llave de plástico que se inserta en un orificio del pulsador y girando éste vuelve a su posición normal.
  • Si es un detector debemos anotar que detector es el que ha causado la falsa alarma. Hay que tener en cuenta que los sistemas convencionales de detección de incendios, que son la mayoría de los instalados en garajes, no registran eventos en la central. Por lo tanto si se rearma la central sin haber identificado el detector la empresa mantenedora no podrá saber cual es el que tiene que cambiar si da varias falsas alarmas.
  • Una vez identificado el detector o rearmado el pulsador iremos a la central y le haremos un rearme o reset.
  • La central debe volver a su estado de reposo. Si no lo hace, identificar el problema (el detector está roto y vuelve a saltar el mismo) o cualquier otro problema. Silenciar las sirenas SIN REARMAR LA CENTRAL, y llamar a la empresa mantenedora. Si rearmamos las sirenas volverán a sonar.

Siguiendo estos sencillos pasos conseguiremos:

  • Confiar en el sistema de detección ya que si es un pulsador significa que ha funcionado correctamente.
  • Ahorrar un dinero a la comunidad evitando desplazamientos y mano de obra de la empresa mantenedora.
Publicado en Consejos, Sistemas contra incendios.

Deja una respuesta