Consejos para comunidades de vecinos I. Averías

DSC01039

En los edificios de reciente construcción es frecuente que se hayan instalado detectores de incendios en los garajes. Muchas veces la alarma de incendios se encuentra apagada o con las sirenas desconectadas por las falsas alarmas que da la central. Es típico escuchar la frase: “esto no vale para nada, solo para molestar”.

Analicemos cuales son los fallos más comunes que tienen las centrales y como se producen las falsas alarmas y pongamos solución a las mismas.

Tal y como vimos en un blog anterior, en los garajes se suelen instalar sistemas convencionales de detección de incendios. Si recordamos son sistemas que no identifican punto por punto donde se produce un incendio sino que nos indican una zona (unos 1000 m2) en la que se ha está produciendo el incendio.

Las centrales convencionales deben cumplir todas una norma, en función de la antigüedad serán más o menos fáciles de usar, pero como mínimo tendrán:

  • Una tecla para silenciar el zumbador, que es el pitido que emite la central.
  • Una tecla para silenciar las sirenas, sonido muy estruendoso que se oye por todo el garaje.
  • Una tecla de rearmar o de reset que usaremos para volver la central a su estado de repososo después de una alarma o avería.
  • Una clave de acceso o una llave cuya única misión es bloquear el teclado de la central para que no se manipule accidentalmente.

Si nos encontramos un día que está pitando la central significa que se ha producido una avería. Pita para que nos enteremos y vayamos a ver que pasa. En la central le daremos a la tecla silenciar zumbador para poder pensar con claridad y veremos que tipo de avería tenemos. Esto nos lo indicará un led de color amarillo que estará encendido. Generalmente nos encontraremos 2 leds encendidos, Uno el de avería general y otro que nos indicará el tipo de avería.

El 99% de las averías se dan porque se ha producido un corte de luz. En este caso la central tiene la orden de pitar, aunque haya vuelto la luz y se encenderá el led de” Avería de alimentación”. La manera de proceder en este caso, si vamos cuando ha vuelto la luz es:

  1. Silenciar zumbador
  2. Introducir clave o girar la llave a posición on/si
  3. Pulsar la tecla rearmar.

Si la avería persiste entonces significa que las baterías de emergencia que lleva la central se han descargado y deben ser sustituidas. Avisar en este caso a la empresa de mantenimiento.

El 1% de las averías son en alguna de las zonas de la central debido a un cortocircuito. Significa que algún detector o pulsador ha sido quitado, se ha mojado o que se ha cortado algún cable de la instalación.

Procederemos igual que en el caso anterior sólo que si después de rearmar persiste la avería lo que haremos será dejar el zumbador silenciado y sin rearmar la central avisar a la empresa de mantenimiento de PCI. Si rearmamos la central se volverá a localizar la avería y volverá a pitar la central.

En el próximo blog trataremos las falsas alarmas.

Publicado en Consejos, Seguridad contra incendios y etiquetado , , , , , .

Deja una respuesta