CONSEJOS PARA LA NAVIDAD

Llega una de las épocas más bonitas del año, la Navidad. Todas las ciudades iluminadas con las maravillosas decoraciones de navidad, compitiendo entre sí para atraer más turistas. Los distintos barrios comerciales para que la gente acuda a comprar. Y cómo no, nuestra casa que queremos, en la medida de nuestras posibilidades, que se sienta esa calidez y esa fiesta tan importante en la cultura occidental. Pondremos luces dentro de la casa, principalmente recorriendo ese árbol que decoramos junto con nuestros hijos, y si tenemos algún balcón o ventana los iluminaremos también porque queremos hacer partícipes a nuestros vecinos de ese sentimiento tan especial que nos invade.

Además se junta con que es una época fría climatológicamente hablando y obliga a que las calefacciones funcionen a pleno rendimiento. Tanto a las eléctricas como las de gasoil y otros combustibles les exigimos a veces que en poco tiempo alcancen un rendimiento muy alto.

Hasta ahora todo respira alegría y felicidad, y desde Empyros queremos que sea así todo el tiempo. Por ello queremos darles una serie de consejos que pueden resultarles bastante útiles a la hora de preparar toda esta decoración. Porque hasta ahora podemos haber descrito una situación idílica o, desde otro punto de vista, tenemos todos los ingredientes mezclados a la espera de un simple fallo para que pasemos de la alegría a la tragedia.

  • El consumo eléctrico se dispara con puntas de trabajo muy elevadas. El sistema de Red Eléctrica está preparado para abastecer esos picos, pero, ¿lo está nuestra casa? Los sistemas de seguridad de los cuadros eléctricos relativamente modernos están preparados para que, en caso de sobrecarga, actúen las protecciones. Pero ese sistema no puede evitar que si sobrecargamos lo que es en sí un enchufe mediante triples o regletas en los que enchufemos muchos aparatos, no pueda saltar una chispa o exista un sobrecalentamiento que inicie un fuego, de manera lenta e imperceptible muchas veces hasta que se manifiesta con toda virulencia.

  • Las luces exteriores si las ponemos deben estar homologadas para ese uso, con la IP65 al menos (grado de estanqueidad), así como los enchufes.

  • El árbol de navidad debemos tener la precaución de que, si es artificial, tenga algún tratamiento ignífugo y separarlo de la chimenea si disponemos de ella. Un problema en las bombillas que lo rodean o alguna brasa que salte puede provocar un incendio.
  • Evitar los sobrecalentamientos de la instalación eléctrica de nuestra casa. En edificios antiguos las secciones del cableado eran apropiadas para las necesidades de electricidad existentes. Pero en la actualidad como bien sabemos la demanda de electricidad motivada por la gran cantidad de artilugios eléctricos de los que disponemos ha aumentado exponencialmente y esas instalaciones puede que no sean capaces de transportar toda esa energía sin sufrir grandes sobrecalentamientos. Y el calor puede producir un incendio.
  • Si tenemos una caldera de gasoil, carbón, gas, biomasa revisar que se encuentre limpia y sin obstrucciones. El combustible perfectamente almacenado con las condiciones que recomienda el fabricante.

Y lógicamente, desearos a todos los lectores de este blog una muy feliz y segura Navidad y que 2013 sea un año de logros personales y profesionales.

«En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonrienteKhalil Gibran (1883-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

 

Publicado en Consejos, Seguridad en el hogar, Varios y etiquetado , , , , .

Deja una respuesta