Cuestión de CONFIANZA

Hablando en una reunión de empresarios sobre cual era la ventaja competitiva de mi empresa, Empyros Ingeniería contra Incendios, me dí cuenta de que lo que se valora de nosotros es la confianza que generamos.

La confianza se debe generar desde el mismo momento del diseño y debe terminar con el mantenimiento periódico de la instalación.

La protección contra incendios es en muchos casos una cuestión de fe. Las instalaciones de extinción, sobre todo las de rociadores, gases y espuma no se suelen probar en condiciones de riesgo real por el «follón» que arman. Y afortunadamente en la inmensa mayoría de los casos nunca se llegan a usar. Y es precisamente de esto de lo que se aprovechan los malos profesionales para realizar instalaciones más baratas.

En estos años han pasado por mis manos muchos proyectos de PCI. Sin riesgo a equivocarme más del 80% estaban mal. No es la misión del supervisor administrativo ni de los colegios profesionales el revisar los cálculos que hace el «técnico titulado competente». Ni siquiera es misión de la empresa instaladora realizarlos, debe ser el proyectista.

He visto muchas instalaciones de sistemas de rociadores para ofertar el mantenimiento. Al terminar la visita y hablar con el cliente le he tenido que decir «Me imagino que se habrá gastado de buena fe mucho dinero en una instalación que no le va a ser útil en caso de incendio». Imaginen el aluvión de preguntas que suscita esa frase. Lo mismo ocurre en extinciones por gas, muchas de las cuales tienen unas cantidades de agente extintor claramente insuficientes.

La profesionalidad y la confianza es fundamental en la protección contra incendios. Afortunadamente los esfuerzos que se están haciendo desde el propio sector para formar mejores técnicos están dando sus frutos y actualmente hay empresas tanto nacionales como locales que están en un alto nivel de competencia.

Ese es el posicionamiento que Empyros Ingeniería contra incendios ha buscado desde el principio. Queremos clientes que duerman tranquilos y para ello nuestro gran reto es generar esa confianza.

Esa confianza se genera dando algo más que una instalación o un mantenimiento, se consigue acompañando al cliente durante todo el proceso, respondiendo a todas sus preguntas sobre legislación, aconsejándole sobre las nuevas tecnologías existentes en protección contra incendios, proponiendo mejoras constantes, ahorrándole dinero cuando es posible.

Para todo ello estamos a su servicio.

Publicado en Consejos, Varios.

Deja una respuesta