Incendio en la M30

 

Este pasado fin de semana se ha producido un incendio en un túnel de la M30 de Madrid. Como resultado 2 muertos.

Si repasamos los medios de los que dispone el túnel en cuanto a seguridad, en un primer vistazo es impresionante: Según el diario ABC, «El by-pass sur de la M-30 cuenta con 92 cámaras de televisión, 8.500 metros de cable de detección lineal de incendios, 374 altavoces, 268 bocas de incendio equipadas, 335 metros cuadrados de protección contra incendios mediante agua nebulizada, 12.500 metros de cable de radiocomunicaciones, 21 paneles de mensajes y 19 salidas de emergencia. Es decir, tiene la más alta tecnología destinada a la seguridad de sus usuarios».

¿Que ha fallado entonces? No lo sabemos y sólo la exhaustiva investigación que llevarán a cabo estos grandes profesionales que son los bomberos podrán dar respuestas. El incendio se produjo en la galería anexa a la parte de tráfico del túnel y por la que discurren todas las instalaciones. Los fallecidos inhalaron monóxido de carbono y no pudieron salir de allí. Se había realizado un simulacro en 2009 de un incendio en el interior del túnel, pero no se tuvo en cuenta la galería.

No me atrevo yo en estas líneas a realizar un proyecto de PCI de un túnel, creo que es un estudio demasiado serio como para con 2 frases sentenciar si estaba bien o no. Lo que viene a continuación son algunas preguntas y reflexiones al respecto sin más interés que dejarles a ustedes, lectores de este blog, algo en lo que pensar.

Muchas veces son esas galerías, los falsos suelos y falsos techos por donde discurren muchas instalaciones los lugares más propensos a ser los iniciadores de un incendio y también los grandes olvidados en protección. Puede que la información de ABC sea incompleta, pero en un primer vistazo se echa de menos que existiera detección de humos, al menos en la zona no de tráfico, como es la galería de instalaciones. El cable lineal rompe por temperatura e indica el lugar exacto donde se ha roto, ¿pero que pasa si el túnel se llena de humo por un fuego en la galería anexa?¿Detectaría ese incendio? Si la galería no tenía detección de humos, ¿cuanto tiempo pasa hasta que alguien se da cuenta y avisa a los bomberos?, ¿cómo se avisa a las personas que se encuentran dentro?, ¿existía algún sistema de extinción automática si las baterías se encontraban en una sala cerrada?, ¿se había tenido en cuenta la evacuación de humos en la galería?

Estas son algunas de las muchas preguntas que habrá que responder. Esperemos algún día obtener las respuestas y que estas sean públicas.

A día de hoy y desde la distancia, lo único que podemos hacer es darle nuestro más sentido pésame a las familias de los fallecidos.

 

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta