La consultoría en protección contra incendios.

Estamos empezando a ver la complejidad de los sistemas de protección contra incendios. La importancia del buen diseño de los mismos, asociados a unas normas existentes, nos dan la seguridad de no ser sancionados. Pero no siempre nos dan la seguridad de que sean «realmente» efectivos en caso de necesidad.

Un industrial, un promotor, un responsable de un centro comercial, un vecino de un edificio, etc. deben tener la seguridad de que están cumpliendo con la ley y de que lo medios de protección contra incendios son suficientes desde un punto de vista razonable riesgo-seguridad-dinero para estar bien protegidos.

En estos casos entra en juego la consultoría-ingeniería en protección contra incendios. Actualmente en España tenemos grandes profesionales, certificados por organismos internacionales de reconocido prestigio, que realizan estas labores para las grandes empresas. Pero, ¿nos planteamos a nivel local, a nivel de pequeñas instalaciones esta figura?

Me imagino que todos hemos hecho un seguro de nuestras viviendas o instalaciones. ¿Hemos revisado la claúsula de exigencia de determinados medios de PCI para que nos paguen en caso de incendio?

¿Los proyectos de protección contra incendios están redactados por especialistas en la materia? ¿En manos de quien nos ponemos cuando hay que diseñar sistema de extinción por gases, sistemas de rociadores, detecciones por aspiración, detecciones analógicas programables…?

¿Tenemos la protección contra incendios adecuada a nuestros riesgos, es decir, basadas en la eficacia? ¿Que pasa cuando la exhaustiva legislación existente no llega justo a nuestro caso particular y hay que proponer soluciones alternativas?

Contar con esa figura consultiva es fundamental para todos aquellos que saben que la protección contra incendios es algo más que un extintor (y ya es importantísima la figura del extintor y su ubicación para una rápida actuación).

Esta consultoría, en parte gratuita para nuestros clientes de mantenimiento, significa para las ingenierías, las empresas de protección contra incendios que quieran dar un salto de calidad en sus productos, los industriales, los administradores de fincas y demás agentes interesados, gestionar los costes de sus empresas de una manera variable.

 

Publicado en Consejos.

Deja una respuesta