LA CORRUPCION LLEGA A LA PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS

El día 19 de febrero en el periódico El Mundo publicaba una noticia que copio literalmente obviando algunos párrafos y centrándonos en lo que nos importa desde el punto de vista de la protección contra incendios

La Udef rebate al técnico que avaló la nave del amigo de Blanco

….

Otro punto cuestionado por la Udef consiste en que, en sus iniciales informes, Ruiz consideró la nave de Azkar como almacén logístico. Tras visitar la instalación autorizada por El Prat, la calificó como agencia de transportes con un almacén de 2.000 metros cuadrados máximos.

Esa modificación de calificación era trascedente porque exoneraba a Azkar de la obligación de instalar nuevas medidas contraincendios. Ello suponía pasar de un gasto de 500.000 euros a 175.000.

(y continúa)

Para mí ha tenido gran importancia porque por fin se demuestra uno de los muchos casos en los que se cambian o se camuflan datos en los proyectos para que los «gastos» o «costes» de la protección contra incendios sean menores.

La legislación en España está clara. Un técnico proyectista realiza un proyecto de acuerdo al RD2267/2004 si es una industria. En función del tipo de nave, su uso y su densidad de carga de fuego se determinan los medios de protección contra incendios que hay que instalar. Y claro, no es lo mismo que sea un almacén o que sea una nave de producción. No es lo mismo que se almacenen 100 Kg de cartón o que se almacenen 1000 Kg. Y eso lo decide el proyectista. El instalador recibe ese proyecto e instala lo que viene en él pero no tiene potestad para rebatirlo. En todo caso tiene la obligación de que si en el proyecto viene, por ejemplo, un sistema de detección y el proyectista decide poner un detector para una sala de 800 m2 advertirle que eso no cumple norma. Y entonces se entra en un entramado de responsabilidades aún no aclarado. ¿Debe el instalador rechazar realizar esa instalación aunque el proyectista y el director de obra le digan que se instala sólo ese detector y punto?

No estoy hablando de casos aislados. En mis años de experiencia he recibido proyectos de todo tipo. Afortunadamente estos últimos años se nota que se ha avanzado mucho en este aspecto de la ingeniería de protección contra incendios pero hace 7 años el 80% de los proyectos que llegaban a mis manos estaban mal. Elementos insuficientes, ninguna definición de los recorridos de las tuberías, ni sus diámetros, etc. ¿Quien no ha recibido un proyecto en el que va un sistema de rociadores y te dibujan sólo los puntitos donde va cada rociador en el techo, pero sin unir?

También es cierto que las instalaciones han dejado mucho que desear. El sector de instaladores también necesita una profunda autocrítica ya que las instalaciones deben hacerse de acuerdo a unas normas UNE que en muchos casos no se han seguido a rajatabla.

En el sector de la protección contra incendios queda mucho por avanzar para conseguir que España sea un país de referencia a nivel mundial. Afortunadamente existen muchas empresas, grandes y pequeñas que van por ese buen camino. Pero aún queda mucha recorrido.

 

 

Publicado en Legislación, Noticias.

Deja una respuesta