Las mangueras contra incendios (BIE)

Hablemos un poco de las famosas mangueras contra incendios. Cuando se habla con el profesional este hará referencia al acrónimo B.I.E (boca de incendio equipada) para referirse a las mangueras.

Existen 2 tipos de mangueras, de 25mm y de 45mm. Este número hace referencia al diámetro de la misma en milímetros. Así visto, podemos pensar que cuanto más mejor, vamos a poner las mangueras de 45, que encima son algo más baratas. Craso error.

Las BIEs de 45 se caracterizan porque son mangueras planas, deben extenderse en su totalidad para poder ser usadas ya que si no el agua se estrangularía y se necesitan 2 personas para ello. Una persona debe sujetar la manguera en punta de lanza y la otra abrir la llave y posteriormente situarse a mitad de la manguera para sujetarla. Su uso es profesional, hay que tener cierta formación para hacerlo. Se usan en riesgos altos, en empresas en las que el personal está suficientemente formado en seguridad por el riesgo de su trabajo.

 

Las BIEs de 25 son mangueras semirrígidas y pueden ser usadas por cualquiera. Simplemente abrimos la llave y vamos tirando de la manguera hasta llegar al fuego y entonces abrimos la lanza.

Por ello, las BIEs de 25 deberían ser las más instaladas. De hecho, conscientes de la dificultad del uso de las BIEs de 45, el RSEI (Reglamento de seguridad en los establecimientos industriales) permite en los riesgos altos instalar las BIEs de 25 siempre y cuando dispongan de una salida de 45 para que los bomberos puedan conectar ahí su manguera. Eso sí, todo el diseño hidraúlico, del que hablaremos otro día, debe hacerse pensando en BIE de 45.

El diseño ya de las BIEs es todo un arte en estilo. Las fotos de antes muestran las más comunes, pero como lo que tiene que estar normalizado es la manguera y la lanza, las cajas que las contienen han llegado a un nivel de integración con cualquier espacio arquitectónico digno de los mejores interioristas. Los fabricantes han realizado un esfuerzo en innovación de diseños que hace muy difícil no poder encontrar el modelo adecuado para cada espacio interior.

Vemos como hasta en lo más pequeños detalles es importante contar con un buen especialista en protección contra incendios para que pueda elegir el material adecuado a las necesidades de cada instalación.

En la siguiente entrada comentaremos que, a pesar de lo bonitas que pueden llegar a ser esas cajas, si cuando se abre la llave y la lanza no sale agua no valen para nada.

 

Publicado en Consejos, Formación, Varios.

Deja una respuesta