Los sistemas de detección de incendios


Lo primero que tenemos que tener en cuenta cuando ocurre un incendio es enterarnos de que hay un incendio. Parece obvio pero muchas veces se nos pasa por alto.

El método más extendido universalmente es oler a humo. Siempre y cuando estemos despiertos y no resfriados podría valer, pero no es lo más fiable. A veces puede ser demasiado tarde y lo que empecemos a notar sea el calor de las llamas cuando no podamos respirar ya con normalidad.

La reglamentación en protección contra incendios establece un primer nivel de aviso introduciendo los sistemas de comunicación de alarma. Esto consiste en, aparte de gritar fuego, presionar los llamados pulsadores de incendios para que de esta manera se de aviso a una central de incendios que transmitirá una señal de alarma a las sirenas.

Siempre tiene que existir, y esto es importante, una central de incendios ya que este elemento debe cumplir una serie de especificaciones técnicas que garantizan la fiabilidad del sistema.

Este sistema sólo es válido si existe alguien que puede darle a un pulsador. Cuando nos encontramos fuera del recinto protegido por pulsadores y ocurre un fuego no nos enteraremos de lo que ocurre.

Es por lo tanto un sistema muy limitado, cierto también que es más barato ya que son pocos los elementos instalados.

Una de las preguntas más frecuentes que recibo del propietario de la nave cuando un en un proyecto va especificado sólamente un sistema de pulsadores es, ¿y si no estamos cómo nos enteramos de que se ha producido un incendio? Pues pasando al siguiente nivel de protección.

Esos son los sistemas de detección de incendios. Los dos tipos que existen son los convencionales y los analógicos.

Un sistema convencional nos va identificar el área donde se ha producido el incendio por zonas. Es decir, se reparten varios elementos de detección en una zona y esa es la información que vamos a recibir. Por ejemplo, un garaje de 2 plantas podemos dividirlo en 2 zonas, sótano -1 y sótano -2. La central nos va a visar de que el incendio es en el sótano -1, pero no de en qué área concreta del mismo.

El sistema analógico de incendios si que es capaz de identificar exactamente el punto en el que se está produciendo el incendio. Esto es fundamental en hoteles, hospitales…. Por ejemplo en un hotel que en la planta 1 habitación 112 se produce un incendio, el sistema analógico nos dirá exactamente que es esa habitación.

Con el ejemplo anterior, aplicado a un sistema convencional, sabríamos que en la planta 1 hay un incendio. Pero hasta que no da la cara físicamente no podemos precisar donde. Y esos minutos pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte de, supongamos, 2 ancianos que están en esa habitación durmiendo profundamente y que no tienen tiempo de salir de la habitación.

Esta es una pequeña introducción a los sistemas de detección de incendios. En próximos blogs iremos profundizando un poco más en el tema. Espero que esta información les resulte útil pero nunca debe sustituir el asesoramiento por parte de un profesional especializado que le aconsejará acerca del mejor sistema para su empresa u hogar.

Publicado en Formación, Sistemas contra incendios, Sistemas de detección de incendios y etiquetado .

Deja una respuesta