Seguridad en el hogar

La familia. Todos pensamos en que debemos protegerla de los riesgos mas comunes. Creemos que es suficiente prevenir educando a nuestros hijos para que no metan los dedos en un enchufe, quitamos todos los productos tóxicos de su alcance, no dejamos cerillas ni encendedores cerca de ellos, ponemos barandillas y puertas en escaleras y ventanas… Pero a veces, por mucho que nos esforcemos, sucede lo impensable. Ocurre el accidente y hay que actuar. ¿Y si ese accidente es un incendio?
A continuación daremos una serie de consejos, una pincelada, de como se debe actuar.
Si ustedes quieren saber algo más de alguno de esos apartados, les invito a escribir y hacernos los comentarios que estimen oportunos.

  • Detectar el incendio: ¿tenemos que esperar a oler el humo o ver las llamas? Quizá en ese momento hayamos perdido algunos minutos preciosos para poder escapar de casa. Existen unos detectores autónomos a pilas que podemos colocar en sitios estratégicos en casa y que por la noche, y lo digo por experiencia, pueden salvar vidas.
  • Apagar el fuego: Ya tenemos el fuego, ¿que hacemos, salimos corriendo?. Teniendo un extintor a mano quizá podamos salvar nuestra casa de las llamas. Si hemos detectado pronto el fuego, podemos atacarlo con el extintor y conseguir daños mínimos.
  • El fuego es demasiado grande, hay que huir. ¿Estamos preparados para ello? ¿Tenemos la salida libre de obstáculos?¿Están puestas las llaves en la puerta? ¿Hemos pensado como reaccionaríamos? Es fundamental que tengamos un plan de actuación y que lo hayamos ensayado.
  • El fuego es en un piso superior, cerrar bien todas las puertas de la casa y las ventanas y bajar por las escaleras. Cerrando las puertas retrasaremos la entrada del fuego y humo en nuestra vivienda y si llegan los bomberos a tiempo, quizá no suframos daños materiales.
  • El fuego es un piso inferior. Cerrar las puertas para evitar la entrada de las llamas y el humo. Poner paños húmedos en los marcos de donde estemos para que no entre el humo. Pedir ayuda por la ventana.

Recordemos que se trata de salvar nuestra vida y la de nuestra familia. Con la prevención, los medios adecuados, la planificación y los ensayos es bastante probable que cuando llegue el momento de actuar seamos capaces de hacerlo.

 

Publicado en Consejos.

Deja una respuesta